PRIMEROS AUXILIOS EMOCIONALES

¿QUÉ ES UNA CRISIS?

primeros_auxilios_consejeria


NIVELES DE RIESGO

Todos pasamos por crisis a lo largo de la vida, de la ayuda que recibamos y los recursos emocionales propios depende cómo las asumamos: como oportunidad de crecimiento o como algo que no puede superarse.

Sin embargo, cuando los signos de afectación emocional son muy intensos es indispensable buscar/ofrecer ayuda adicional: consejería psicológica, psicoterapia, valoración por psiquiatría, manejo farmacológico u hospitalización según previa evaluación de cada caso particular.

INDICADORES DE LAS CRISIS EMOCIONALES

Cambios abruptos del comportamiento y/o del desempeño académico

Incumplimientos y pedidos de aplazamiento constantes, ausentarse por largos periodos sin justificación

Aislamiento social, evitar encuentros cara a cara

Actitud intensa de nerviosismo, explosiones de llanto o rabia repentina y/o exageradamente emotiva.

 

LOS INDICADORES A CONTINUACIÓN NO DEBEN SER PASADOS POR ALTO:

Deterioro en la apariencia física y el cuidado personal; pérdida o ganancia de peso abruptas.

Referencia verbal de dificultades de sueño (insomnio o sueño excesivo).

Ocurrencia de comportamientos riesgosos; aumento en el consumo de alcohol o SPA's.

Expresiones de desesperanza, de falta de sentido vital; la persona se despide o hace explícita su intención suicida.

¿QUÉ SON LOS PAE?

Los Primeros Auxilios Emocionales consisten en la intervención "diseñada para ayudar, de manera inmediata, a las personas a restaurar su equilibrio y la adaptación psicosocial" (OPS, 2002); esta primera ayuda puede ser ofrecida por cualquier persona con empatía y disposición de ayuda y se sustenta en el principio de oportunidad.

Los PAE tienen tres componentes básicos:

  1. Establecer un contacto inicial y evaluar la magnitud de la crisis: espacio de escucha y contención de las emociones.

     
  2. Búsqueda de soluciones y acciones: identificación de los recursos disponibles; p.e.: hacer acompañamiento al Centro de Consejería, contactar un amigo cercano o a la familia.

     
  3. Seguimiento: permite no perder de vista a la persona afectada, es posible sólo cuando se hace trabajo en red.

 

◄ REGRESAR